Mejores bares para comer en Sanlúcar de Barrameda

Las maravillas que solo puede ofrecer Sanlúcar de Barrameda, van desde la gastronomía a los sitios turísticos que puedes visitar. España goza más de una maravilla, comprobándose con el pasar de los años. La manzanilla y los platillos repletos de mariscos son populares en el país, resaltando la belleza de la localidad.

Sanlúcar es el sitio ideal para probar cualquier postre o comida tradicional. Por si fuera poco, posee sitios turísticos llamativos para disfrutar hasta el momento de la comida (como el Parque Nacional de Doñana). En los mejores bares para comer en Sanlúcar podrás disfrutar de los más deliciosos cócteles y vinos, así como del pescado más fresco.

Casa Balbino

Ocupando el fantástico primer lugar de esta lista, el bar Casa Balbino ofrece una cantidad de opciones divertidas para sus clientes. En un inicio, el bar era una tienda diminuta que brindaba nada más que ultramarinos. Mediante transcurrían los años, el local fue ampliándose hasta transformarse en la tienda que sería “Balbino Izquierdo”.

Hoy en día, los actuales dueños del lugar le tienen por nombre “Casa Balbino“. Apodado por algunos clientes frecuentes “templo de tortillitas de camarones”, el lugar brinda variadas opciones para cualquier gusto. Sin duda, el paladar sanluqueño se encuentra presente con fuerza. La cocina del lugar tiene como base los deliciosos guisos caseros, pescados fritos y algunos mariscos. Su ubicación es la Plaza del Cabildo, 14.

La Gitana

Aquí podrás gozar desde almuerzo hasta cena, mientras que el bar La Gitana mantiene sus puertas abiertas hasta bien entrada la hora. Si estás buscando platillos para chuparse los dedos, está 100% recomendado este bar. Los mariscos llueven por doquier, incluyendo las comidas para personas vegetarianas.

La atención, por otro lado, es fantástica desde el momento que entras hasta que sales. Uno de los puntos clave que mantiene el flujo constante del bar, es la relación calidad-precio que mantiene en su menú. Las bebidas no fallan, el ambiente se mantiene y la comida es de calidad, haciendo el sitio perfecto para pasar la tarde con amigos o familia.

Bar La Espuela II

Comida fresca, servicio rápido y buenos precios definen a la perfección al bar La Espuela II. Un buen local para aquellas personas que no les guste el flujo excesivo de transeúntes, ubicado en un sitio apartado. Sea para cenar, tapear o simplemente almorzar, el bar y sus comidas singulares se encuentran a disposición.

Para poder gozar del servicio del lugar es necesario hacer una reserva previa. Sin embargo, todo lo que incluye una comida en uno de los mejores bares para comer en Sanlúcar vale la espera.

Casa Bigote

Reyes de la gastronomía del lugar, el bar Casa Bigote en Sanlúcar. En 1951, Fernando Bigote hacía apertura de sus puertas, ofreciendo la deliciosa manzanilla a marineros. Actualmente, el lugar se reparte en dos secciones. Por un lado, la taberna resguarda su ambiente y esencia del principio de su historia.

El restaurante, una historia diferente con el lugar amplio para servicio, donde se suele comer en una mesa (decorada con mantel y todos los utensilios necesarios). La carta de menú es esencial cuando se habla aquellos mariscos frescos que acostumbran servir, junto a los langostinos exquisitos de la localidad. Ingredientes como cigalas, almejas, bogavantes y gambas blancas.

Entre los beneficios de acudir a este bar para comer algo de sus platos maravilla, se encuentra la carta de vinos disponible para los clientes. Un buen ambiente para pasar un buen rato cuando quieras. Dirección del lugar es Pórtico Bajo de Guía, 10.

Taberna restaurante Argüeso

Si deseas probar cocina tradicional con la nueva gastronomía, la taberna restaurante Argüeso es el lugar indicado para ti y tu compañía (aprovechando el buen ambiente de velada. El menú del establecimiento es variado, desde guisos de cuchara (como sopa de galeras, menudo o el caldo de puchero), siendo la sopa de tomate con gamba blanca la especialidad.

Cada platillo del lugar tiene su centro mezclado especialmente con toques exóticos, degustando las delicias de España con la cocina oriental. Sin embargo, no olvidemos el ceviche de corvina o el mismo sushi que el lugar ofrece. Su ubicación es Calle Mar, 2.

Tapas Santo Domingo

Si necesitas un hueco para escapar de los turistas y grandes multitudes, parte de los mejores bares para comer en Sanlúcar es Tapas Santo Domingo. Aunque posee una carta de tamaño reducido, el precio funciona perfectamente con el lugar, luciendo la exquisitez de su comida.

Sin embargo, el lugar prepara cada plato al momento, lo que le da cierto porcentaje a su favor. Parte de los lugares privilegiados para gozar de la gastronomía marinera. El bar es de tamaño considerable, manteniendo el ambiente íntimo.

Restaurante Avante Claro

Desde comidas de la vieja España a nuevas, busca constantemente experimentar con los sabores hasta servir sus propios platos. Los langostinos se encargan de robar el protagonismo en la mayoría de recetas que brinda el restaurante Avante Claro.

En este bar que ofrece de las mejores comidas del país, puedes probar algunas creaciones nuevas como ensalada de buey de mar y mermelada salicornia, atún (con aires de ser pato) e incluso migas de choco con pil pil de ortiguillas.

Sorprender a sus clientes es uno de sus objetivos, buscando mantenerse actualizado siempre. Cuando lo visites, no olvides probar las costillas de corvina sobre vichyssoise de carabineros. Puedes encontrarlo en la calle Pórtico Bajo de Guía s/n.

Restaurante Joselito Huerta

Puedes comer al aire libre, crear tu propia velada y disfrutar de las delicias del lugar. La peculiar barra decorada con conchas de mar suele envolver a los clientes, la rasca de 1955 es para familias, parejas o grupos de amigos. En el restaurante Joselito Huerta puedes encontrar desde pescados, guisos marineros o tapas.

Las vistas mientras comes son una maravilla, atribución a la localización del bar. Cuando busques un restaurante, no dudes en ir al Joselito Huerta, lo sabroso del sabor junto a las raciones de buena cantidad de la comida te dejarán encantado.

El Bodegón de Lola

A pesar que el lugar mantiene las costumbres de sus comidas tradicionales, la frecuencia de personas es la misma (significando solo lo deliciosos que son sus platos). La decoración del lugar es rústica, aunque acogedora.

El servicio de los empleados va de punta en blanco, siempre amables y rápidos al trabajar. De cualquier forma, no olvidemos un punto clave: las bebidas. Cerveza, vino o lo que desees encontrar en El Bodegón de Lola.